Semana 33 de embarazo

¡Hola! Hoy estoy en mi último día de la semana 33 de embarazo, lo que quiere decir que queda muy poquito ya para tener a mi niña en brazos… me cuesta creerlo 🙂 En esta semana ha habido pocos cambios pero no quiero dejar de escribirlos: siempre puede servir de ayuda a alguien que quiera saber si es normal lo que le pasa en esta semana.

maternidad

En esta semana, según las estadísticas, las patadas del bebé se hacen más enérgicas y fuertes porque cada vez va disponiendo de menos espacio para moverse. Su ritmo cardíaco es de 120-160 latidos por minuto y se pasa la mayor parte del tiempo durmiendo y descansando, aproximadamente unos 40 minutos por hora a los que le siguen 10-20 minutos de actividad. Su respiración es rítmica aunque los pulmones todavía están subdesarrollados. Los ojos se abren y se cierran, los huesos están completamente formados, tiene muchas papilas gustativas y su sentido del gusto es refinado. Mide aproximadamente unos 45 cm y pesa unos 2,000 kg.

En cuanto a cómo me encuentro yo:

  • Sigo bastante activa y con mis rutinas diarias. Caminar es una de las cosas que mejor me sienta aunque esté muy cansada. Procuro hacerlo a diario.
  • He empezado a hacer ejercicios de Kegel a diario así como he empezado con el masaje perineal 2 veces por semana, pero no noto mejoría en el control urinario. Tengo que organizarme bien cuando salgo de casa pensando en si hay baños donde voy y si debo beber o no agua antes de salir de casa.
  • Hay días que apenas tengo contracciones de Braxton Hicks, sin embargo hay otros días que tengo muchas seguidas por la tarde. El jueves pasado el ginecólogo me examinó el largo del cuello del útero y me dejó tranquila: mide 35 mm por lo que no hay sospecha de un parto prematuro y las contracciones que siento son las de preparación al parto.
  • El malestar estomacal, acidez y reflujo gástrico es una de las cosas más incómodas por las que estoy pasando, sobre todo por las tardes noches, pero intento pensar que es por poco tiempo y lo sobrellevo como puedo 😉
  • Desde las Navidades y una vez hemos dejado atrás los excesos, no he vuelto a tener dificultades para ir al baño.
  • De carácter sigo bastante bien aunque noto que cuando tengo un disgusto lo encajo mal de entrada y me pongo muy sensible y llorona uno o dos días. Después vuelvo a ser la misma de siempre. No me alarmo mucho porque sé que la labilidad emocional en las embarazadas fluye así.
  • Duermo como un tronco pero tardo en coger el sueño por la cantidad de veces que me levanto a hacer pis aunque haya bebido agua 3 horas antes de irme a acostar.
  • Tengo un poco de flojera en la zona lumbar cuando me levanto después de estar un rato sentada o recostada, pero la verdad es que de momento no me duele la espalda. Lo que sí me duelen un poco por las mañanas son las caderas pero desde que me levanto y me pongo en movimiento, se me pasa.
  • La niña se mueve durante el día a ratos y con bastante fuerza, a veces doy un respingo en la silla de la intensidad con la que noto sus pataditas de manera inesperada.

A día de hoy empiezo a tener que controlar los nervios: que si tener listo su cuarto, que sin finalizar las compras pendientes, que si terminar el curso superior… Hay días que consigo estar centrada en el presente sin embargo hay otros en los que se me va la cabeza al futuro. Creo que fue un error hacer el curso que estoy haciendo en este estado, porque me quita un tiempo precioso que podría aprovechar en mí misma y en esos temas pendientes que se me retrasan, pero llegados a este punto, lo que debo hacer es respirar y terminarlo a lo largo del mes de febrero. Si la fecha de parto se cumple (21 de marzo) podré descansar algo las últimas 3 semanas. Crucemos los dedos 😉

Tengo las siguientes entradas previstas: diferencias entre este embarazo y el anterior;  el cuarto del bebé, con fotos y precios; diferencias entre un parto y otro; diferencias entre un post parto y otro; diferencias entre la crianza del primer bebé con respecto a los siguientes…

Si te apetece que escriba de otra cosa, no dudes en decírmelo.

Gracias por leer hasta aquí. Cuéntame cómo vas en tu semana 33 ¿mejor, igual o peor que yo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s