Tarta de almendras

¡Hola! Hoy traigo otra receta, muy sencilla y muy dulce 🙂 Me encantan las almendras, esta tarta me recuerda mucho a la tarta de Santiago, pero la proporción de almendra-azúcar es diferente y parte de su elaboración también, pero el resultado es casi similar. Me gusta más ésta porque queda menos dulce, con el sabor de la almendra y el limón muy evidentes y muy esponjosa. Se hace tan rápido que se tarda más en hornear que en preprarse, y ¡no lleva mucho tiempo de horno!

Tarta de almendras-1

Yo utilicé un molde de cristal de 23 cm como el de la foto y no la desmoldé, pero se puede hacer en otro tipo de molde bien engrasado y/o forrado con papel vegetal para presentarla desmoldada, esto ya es cuestión de gustos 🙂

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 240 g de almendra molida
  • 30 g de almendra en trocitos
  • 130 g de azúcar blanco
  • Ralladura fina de un limón, sólo la parte amarilla
  • Azúcar glass para espolvorear

Preparación

  • Separamos las claras y las ponemos a montar al punto de picos duros, es decir, que al darle la vuelta al accesorio batidor, las claras formen picos duros que no pierden su forma. De manera opcional, a medio batido se puede echar 1/8 de cucharadita de cremor tártaro para estabilizar las claras montadas y que no se “bajen” demasiado rápido.
  • En un bol mezclamos bien las yemas, el azúcar, las almendras molidas y en trocitos y la ralladura de limón. Se formará como arena, en pelotillas.
  • Incorporamos las claras montadas y mezclamos bien hasta que la mezcla sea homogénea con movimientos lentos y envolventes.
  • Ponemos la mezcla en un molde previamente engrasado durante 30 minutos a 180º con calor arriba y abajo. Los últimos 10 minutos estamos pendientes por si tuviéramos que cubrirlo con aluminio si se estuviera dorando demasiado.
  • Al finalizar el tirmpo de horneado, pinchamos y comprobamos que está bien cocinado. Dejamos enfriar un poco antes de espolvorear con azúcar glass.

Extra

  • He utilizado azúcar blanca de origen ecológico. Es de color marfil y no está tan refinada ni carente de nutrientes como lo está el azúcar común.
  • Incorporo un poco de almendras en trocitos pequeños porque el contraste con la almendra molida le da un toque crujiente muy rico.
  • Engrasé el molde sólo con mantequilla.
  • Las almendras son muy sanas, vale la pena incorporarlas a la dieta porque aportan ácidos grasos monoinsaturados, proteínas, vitamina E, calcio, hierro, fósforo y magnesio.
  • La hemos tomado de postre y como merienda con helado de vainilla y unas frambuesas.

Gracias por leer hasta aquí 🙂 ¿Te animas a hacerla? Espero comentarios 🙂

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s