Iniciando BLW: errores y aciertos

¡Hola! Nos hemos estrenado en la alimentación complementaria con BLW… y no voy a tener sección sobre BLW en el sitio, para ello hay libros, blogs, recetas e incluso pediatras que lo recomiendan…

…pero lo que a nosotros nos ha pasado quizás le pase a otros padres cuando empiezan con la alimentación complementaria, y es algo de lo que no encontré demasiada información ni en los libros ni en los blogs que visité.

BLW

El pasado 28 de agosto mi pequeña cumplió 6 meses y yo estaba decidida a introducir la alimentación complementaria siguiendo el método BLW (baby led weaning, algo así como alimentación guiada por el bebé). Con mi hija mayor no hice nada de esto y no me fue mal: come bien, come de todo y no estuvo con purés demasiado tiempo, vamos, no le daba asco masticar ni tragar como parece que es frecuente entre los niños hoy en día.

La decisión de hacerlo así esta vez, no obstante, estaba motivada porque es idóneo para combinarlo con la lactancia materna prolongada, por nuestro interés en que disfrute con la comida a su ritmo, pero sobre todo porque es lo más lógico: la batidora de mano lleva en nuestros hogares unos 50 años o algo más y en ese tiempo los niños cada vez comen peor: purés, biberones y papillas con todos los dientes fuera, arcadas con los trozos de fruta (o trozos de lo que sea) y muchas chucherías o alimentos salados. De nuestros abuelos hacia atrás, la humanidad fue alimentada así: al pecho de su madre, mientras iban probando poco a poco otras cosas en trozos, vigilados para que no se ahogaran.

Empezamos con BLW

Hace un tiempo muestra interés por lo que yo como. Ha perdido el reflejo de escupir cualquier cosa que le ponga en la boca (lo sé por la jeringa con vitamina D de cada mañana) y se mantiene sentada en la trona. Esto es fundamental, pues es la postura correcta para toser en caso de atragantarse, señal de que su sistema digestivo y respiratorio están suficientemente maduros como para empezar a probar otros alimentos.

Empezamos a ofrecer trozos grandes de fruta (naranja, plátano…) de uno en uno durante tres días para observar reacciones indeseables. Resultado: no tiene fuerza ni maña para coger o sostener lo que le ofrezco pero se desconsuela, así que lo sujeto yo y ella chupetea y mordisquea mini trocitos hasta que lo aparta con su manita. Lo mismo sucede con lo que le ofrezco con cuchara (como por ejemplo compota casera de manzana), lo quiere probar pero no se apaña con la cuchara así que se la sostengo yo.

Ya ha pasado una semana…

Han pasado 7 días y seguimos igual, hemos introducido pocas cosas (plátano, naranja, copos de avena sin gluten y comenzamos con la manzana en compota) pero se las sujeto yo y comienzo con agobio doble 😦 Por un lado, me parece que lo que prueba son cantidades mínimas y por otro lado, si se lo tengo que sujetar yo, esto ya no es BLW… ¡socorro!

Qué rabia me da actuar llevada por la inseguridad, qué rabia, porque algo dentro de mí (¿instinto?) me decía “tranquila, todo está bien” pero en lugar de hacer caso a mi instinto, se apoderó de mí la inseguridad causada por la última visita al pediatra: que le quite algo de teta por purés porque va justa de peso… lo de siempre con los niños de lactancia materna en exclusiva, sobre todo, si parten de un bajo peso al nacer: mi hija nació en la semana 37 con 2,490 kg: un peso normal para su edad gestacional. Diferente hubiera sido que con 40 semanas hubiera pesado eso… Con 6 meses pesaba 6 kg, ha duplicado (y más) su peso, todo está bien más allá de los dichosos percentiles que miden a los niños de 0 días partiendo de un peso promedio de 3,300 kg…

Debido a esa inseguridad sin justificación, comienzo a ofrecerle un poco más de cantidad de alimentos, mezclando los que ya ha probado, aplastados con el tenedor y mezclados con unos pocos copos de avena. Y al finalizar un poco de agua. No la obligo a nada y dejo de darle cuando lo rechaza pero el mal está hecho cuando me veo haciendo esto 2 y 3 veces al día… La teta a demanda exactamente igual que siempre, por suerte: muchas tomas diarias y hasta 4 nocturnas.

Y llegó el temido día…

Unos 6 días después de haber empezado con la alimentación complementaria, la veo ponerse roja y hacer fuerza para… hacer su primera caca que ya no es como la caca de leche materna… sino “con forma”. Le costó mucho hacerla, se puso roja, se quejó y se hizo daño…

Pero como al fin y al cabo había logrado hacerla sola, seguí dándole alimentos chafados, un poco de agua después y teta siempre, antes y después.

Y unos días después la veo llorando, empujando roja como un tomate y la llevo al cambiador y veo una caquita dura asomando mientras ella aterrorizada no sabía que hacer. Y así se pasó el resto del día hasta que por la tarde le puse un supositorio de glicerina y consiguió hacer caquita, con mucho esfuerzo, dolor y volvió a hacerse daño… Y que le pase a muchos bebés cuando empiezan con la alimentación complementaria, no es ningún consuelo…

Bueno, tanto miedo le ha cogido a hacer caca que ya no me deja flexionarle las piernitas en su sesión de yoga de antes del baño. Lo relaciona con el momento de hacer caca 😦

parar y volver a empezar

Llegados a este punto decidí parar y volver a empezar. Estuvimos un par de días sólo a pecho a demanda.

Al inicio de la tercera semana, al mediodía, le puse un trozo grande de pan a su alcance y para nuestro asombro, lo cogió con pericia, se lo llevó a la boca y lo estuvo chupeteando un buen rato. Esa tarde volvió a quejarse mientras empujaba roja como un tomate y en el pañal había una caquita, poca cosa, no muy dura la verdad… Pero lo importante es que ella sola consiguió evacuar algo.

Los días posteriores seguí ofreciéndole alimentos como máximo dos veces al día y nos hemos dado cuenta de que sólo le agrada coger el pan. La fruta y las verduras las quiere probar pero no las quiere coger con sus manitas: simplemente le da repelús. Así que no la obligamos. Ponemos los trozos en su trona y que coja lo que quiera. Lo que no quiere coger pero muestra interés, se lo sujeto yo y listo. Al fin y al cabo esto es solo la parte mecánica del BLW, porque el qué y el cuánto lo decide ella con sus gestos.

conclusión

La verdad es que parezco novata en esto de la maternidad… pensaba que BLW sería coser y cantar, pues es lo que parece cuando visitas videos y lees libros sobre el asunto. No contaba con dificultades como que el bebé sienta repelús al coger alimentos con sus manitas (algunas texturas le desagradan mucho), sabía que las cantidades que prueban al principio son muy pocas pero no tanto y me agobié, y tampoco imaginaba que con tan poca cantidad pudiera tener tanto estreñimiento. Con mi hija mayor, que pasó de teta a biberones y purés casi de un día para otro también lo pasé fatal con el estreñimiento, causado por un cambio tan brusco en su alimentación. Con lo que no contaba es que este estreñimiento en bebés es muy frecuente incluso cuando las cantidades de alimentación complementaria son mínimas. No puedo decir que no me preocupe su dificultad para hacer caca en estos momentos pero estoy intentado mantener la calma, esperar prudentemente, vigilar su estado de ánimo y actividad, su alegría y felicidad, antes de acudir al pediatra o recurrir a ayudas como supositorios de glicerina y similares. No solo me preocupa, también me apena, pero he decidido pasar a un papel paciente.

En cuanto al peso y la talla ya no me preocupo más porque he seguido leyendo y releyendo al prestigioso pediatra Carlos González y tengo claro que con leche materna y ofreciendo, que no obligando, alimentos que el bebé acepta a su ritmo, es más que suficiente, porque además en ningún momento ha perdido peso, siempre ha subido y las asesoras de lactancia me dicen que todo va bien porque se mira el peso de partida, el de nacimiento, que fue casi 1 kg inferior a la media.

La próxima semana la llevaré a medir y a pesar para quedarme tranquila y comentaré lo del estreñimiento y te lo contaré todo 😉

Gracias por leer hasta aquí 🙂 Por favor, cuéntame tu experiencia y consejos para esta etapa. ¡Gracias!

 

One thought on “Iniciando BLW: errores y aciertos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s