Buddha Bowl: una comida completa

Buddha Bowl es un plato combinado, fundamentalmente vegetariano o vegano, que en España ha pasado sin pena ni gloria. A pesar de lo que nos gusta la gastronomía y el éxito de la comida sana, los Buddha Bowl no se han popularizado en nuestro país. Es una pena, porque en un solo plato puedes encontrar todo lo necesario para una suculenta comida completa. Además, son la preparación perfecta para aprovechar muchas preparaciones sencillas preparadas con antelación, lo que permite un gran ahorro de tiempo y dinero. Ahora lo llaman Batch Cooking o Meal Prep; yo lo llamo cocinar para toda la semana.

Esta publicación la he redactado el día 17 de marzo de 2020. Estamos en plena crisis sanitaria por el coronavirus Covid-19. No lo quiero obviar, porque no quiero parecer una persona superficial mientras hago publicaciones en el blog. Tenía la foto preparada antes de que nos confinaran en casa debido al Estado de Alarma. Pero no tenía redactada la entrada, hasta hoy. No quiero extenderme demasiado en el análisis de este problema global tan grande que estamos viviendo. Es un análisis complejo y de más de una causa: desde la soberbia occidental hasta la alienación de las mentes, sobre todo las más jóvenes. Me preocupa demasiado que los gobernantes de la UE, donde vivo, se escuden en que les ha pillado por sorpresa. ¡No, no y no! Desde enero veíamos por la televisión lo que sucedía en China, ya que daban buena cuenta de ello (y su transparencia es otro tema del que podríamos hablar mucho). Por voluntad propia, dejé de visitar a mis padres el fin de semana anterior a la declaración del Estado de Alarma, el famoso fin de semana de la manifestación del 8M que nunca tuvo que haberse permitido. Me llamaron exagerada por hacerlo. Que era sólo una gripe… Hemos llegado tarde. Pero quizás podamos sacar algo bueno de esto: despertar. El planeta no soportaba más destrucción ni consumo de recursos para que luego los tiremos a la basura, a veces incluso sin usar (ropa, comida, cosméticos, dispositivos electrónicos, viajes y una larga lista de artículos). El planeta se ha quejado, escuchemos su lamento. Y una vez lleguemos al final de esta crisis pongámonos todos a vivir una vida más sencilla, con un consumo más responsable y que contribuya a restablecer el orden económico mundial y la justicia entre países. Continúo…

El término Buddha Bowl, como curiosidad, aparece en 2013 pero se populariza en 2015. El nombre hace referencia a una comida equilibrada ya que la búsqueda del equilibrio es clave en el budismo.

Llevo muchísimos años cocinando los domingos para toda la semana. Mi plan es hacer la compra los viernes y dedicar la mañana del domingo a cocinar. Suelo hacer un bizcocho para los desayunos, un zumo natural de muchas frutas para un par de desayunos, una crema de verduras para un par de cenas, una salsa de tomate para otra cena, y un par de primeros y segundos para combinar durante la semana con ensaladas que hago sobre la marcha. Normalmente los viernes no me queda nada y tengo que improvisar un almuerzo sencillo o echarle imaginación con las sobras. En mi casa, desde hace muchos años también, NO SE TIRA NADA. La compra de los viernes se planifica en función de los platos que voy a preparar el domingo, los cuales, una vez listos, son conservados en la nevera en botes de cristal de una o dos raciones. Así evito abrirlos y que se oxiden, con lo cual, la comida así preparada con antelación llega al jueves y al viernes en perfecto estado.

Recientemente hice varios cursos de alimentación saludable en una academia online. Uno de ellos era para cocinar para toda la semana recetas veganas. El otro para aprender a hacer múltiples preparaciones sencillas para luego combinarlas y obtener diferentes Buddha Bowls. Esto me ha abierto un mundo de posibilidades ya que después de tantos años cocinando para toda la semana, he de reconocer que me estaba repitiendo un poco con los menús. Sigo cocinando los domingos para toda la semana, pero he incorporado nuevas recetas y, sobre todo, nuevas maneras de hornear hasta 3 bandejas de verduras variadas al mismo tiempo, haciendo un gran aprovechamiento de la energía; no puedo estar más contenta.

¿Y cómo es un Buddha Bowl? Es un plato combinado, de varias preparaciones, que se sirven en un cuenco con bordes suficientemente altos para poder colocar cada porción de preparación una junto a otra sin que se mezclen ni desparramen. Se pretende que en el mismo plato haya:

  • Proteína (básicamente vegetal): que proviene de la soja, las legumbres, los frutos secos y semillas.
  • Hidratos de carbono simples: arroz integral, pasta integral, patata…
  • Hidratos de carbono complejos: de pseudocereales como la quinoa, el trigo sarraceno…
  • Grasas saludables: de las semillas, frutos secos, aguacates, aceite de oliva virgen extra…
  • Alimentos crudos: frutas, verduras y hortalizas.
  • Alimentos cocidos (normalmente al vapor): zanahorias, patatas, remolacha…

La estructura debe ser más o menos la siguiente: un cuarto del plato serán proteínas y los ¾ restantes del plato se repartirán en partes iguales, más o menos, entre hidratos de carbono simples y/o complejos, grasas, alimentos crudos y cocidos. Todo ello aderezado además con alguna salsa que contenga grasas y otros elementos, y que puede ser sencilla como un simple majado o más elaborada como un guacamole.

Mucho se ha hablado de los problemas digestivos que ocasionan determinadas mezclas (proteína con hidrato de carbono, o dos proteínas distintas, o dos hidratos…). Particularmente a mí estos platos, lejos de provocarme molestias digestivas, lo que hacen es sentarme de maravilla, saciarme y ayudarme a bajar de peso porque me siento pletórica, llena de energía y con ganas de hacer más cosas, entre ellas, disciplina con mis rutinas de ejercicio físico.

Aquí te muestro mi primer Buddha Bowl. La foto no es la mejor del mundo. La hice justo antes de comer sin pensar demasiado en la belleza de la composición:

1.- Verduras crudas: una selección de brotes verdes.

2.- Grasas saludables: un aguacate.

3.- Hidrato de carbono complejo: quinoa cocinada con un poco de cúrcuma y pimienta negra.

4.- Verduras, hortalizas y proteínas: tofu, calabacín, coliflor, puerro, pimiento rojo y verde y calabaza horneados todos juntos a 200º durante 1 hora, tapados con aluminio, con aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta y orégano. Quedan al dente.

5.- Hortalizas crudas: rabanitos y cebolla roja macerados desde el día anterior con vinagre de umeboshi (un excelente probiótico), semillas de sésamo tostadas, aceite de oliva virgen extra y un poco de sal y pimienta.

Todo está aderezado con un majado de ajo y perejil.

Si quisieras incluir proteína animal, no hay ningún problema. La única restricción quizás sería la cantidad (el Buddha Bowl lleva muchas, pero pequeñas, porciones de cada grupo) y la calidad (preferiblemente de origen ecológico). Hasta la fecha no he preparado mis Buddha Bowls con proteína animal, pero de hacerlo optaría sólo por dos: huevo ecológico o anchoas, que tiene todos los beneficios del pescado azul comiendo tan solo un par de anchoas.

Soy vegana de corazón, pero por motivos de salud, ocasionalmente tomo huevos, salmón salvaje y anchoas; esto es algo de lo que me gustaría escribir en algún momento. Me considero “flexivegana” ya que más del 90% de mi dieta habitual es vegana.

Te animo a que pruebes a cocinar con antelación preparaciones sencillas de cereales integrales, legumbres, hortalizas, verduras y proteínas para hacer tus propias combinaciones, poniendo en el último momento las semillas, alguna salsa y algún elemento crudo. Y estaría listo tu Buddha Bowl. Ahora a disfrutar 😉

Muchas gracias por leer hasta aquí. Si te ha gustado la entrada, dale a me gusta o mejor aún, compártela. Estaría genial que te suscribieras, así recibirás cómodamente mis publicaciones en tu buzón.

La entrada “Buddha Bowl: una comida completa” se publica por primera vez en http://www.diariodeunamadreeconomista.com el día 23 de marzo de 2020.

Un comentario sobre “Buddha Bowl: una comida completa

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .